sábado, 19 de diciembre de 2009

Promesas.

Un niño sueña con papalotes de colores que remontan un cielo sin fronteras Desde el aire olvida ausencias en la noche inmerecida Duerme y rebano mi pan en solitario la inocencia victima de los ideales Que irán a prometer mañana cuando la niñez se halla ido una estocada de hambre sin perdón entregados al sueño que no existe
Publicar un comentario