martes, 8 de diciembre de 2009

Hijo.

En una cama de hospital sin mediar palabras el llanto lo llena todo abrazados por la perdida de una ilusión la mañana no deja dudas del momento un frío que no había conocido me envuelve y debajo de la bata que abrazo tiemblas un niño se va despacio alejando de nosotros voltea la vista distraído, mas no logro ver su rostro hay respuestas para todo aunque solo las sepa Dios Temo que no volvamos a encontrarnos.
Publicar un comentario