martes, 1 de abril de 2014

Era un día

Era un día que expone sus alas
plegado abanico sobre mirada
desciende sobre la colina
en la margen donde cae su pena

Era un día, la ropa, la intriga
imagen de luces y agua socava
barca mecida por pies en la orilla
juega mi vista distraida por nada

Era un día sosiego besaba tu sombra
al besarla sentía en mi boca la tuya 
dolíentes tus labios en dolor inaudito
asoman en vida dolores profundos 
Publicar un comentario