martes, 8 de abril de 2014

Junto a la esperanza

                                                Lo que se debe hacer se hará

Muelle que resiste la embestida
olas milenarias
manos que reciben mil resacas turbulentas 
alzo al cielo los ojos y pido en silencio fortaleza
enfrentar los rayos de un sol
que en fuerza bruta desgasta de a poco mi esqueleto
hecho de tierra y algas cristalinas
del llanto de perros y migajas lanzadas a palomas
que cagan las ropas del que pasa 
rumbo al vacío de sus vidas
Si no fuera por la brisa atardecida
que derrama su inocente manto
que caldo de cultivo fuera más ingrato 
desaliñado proceder de aquellos 
que mudos de espanto 
socarrones miran pasar la infamia 
desgarbada por el peso de todas las mentiras  
en el lomo servil del miserable
y sin embargo llamo hermano,
¿no serias capaz de perdonar?
pues entre dos de un mismo palo
al choque y gemir olvida
la añoranza que pudre el alma
sin embargo el color de la esperanza
lo revive todo





Publicar un comentario