viernes, 21 de marzo de 2014

Sin ti en el tiempo

                                      Madre todo ha cambiado
                                                                   Heberto Padilla

He amanecido sin ti en el tiempo confuso de la tierra
mientras cruza la luz el asombro
                                   infinito del miedo 
Otra vez los de antes jugamos 
a vestirnos de niños
Hoy cronos se asoma 
en cascada de cosas que no encuentra su entorno
con el brío de ayer he salido a buscar
al vecino que desde la acera de enfrente saluda
amigos que pasan rumbo al campo
guantes raídos, pelota gastada
Desde el borde de años sonríe la mariposa
que vio desde mi jardín 
unos tras otros los gritos 
tirados de golpe contra las ventanas 
No pueden olvidarse gestos, brazos  
otro llanto que ocultan manos 
El pasado enterrado a los pies de la Ceiba
besos entre hojas guardadas
noches previas a la temporada de playa
sin adivinar mañanas extrañamente heridas
El sobrio alegato del liberto que se despide
sin saber cuál es su destino
al cruzar el umbral de rejas
Aunque persista el deseo en la tarde que trae
los olores grabados 
otro cielo se agota en nosotros 
Publicar un comentario