miércoles, 9 de abril de 2014

Deja al menos

Ábrete a las letras atraviesa 
los confines oscuros del abismo
gotas de agua contra la piedra 
siendo amada confidentes
seduce vanidad ligera del que oye
busca dentro donde al alma duerme
partes sensibles del que intenta
a grito sordo hacerse oír
pero a su vez desea en solitario
servir en horas convulsas de reposo
No pases más allá no es permitido 
interrumpir el duelo deja al menos 
que la flor nacida tras la lluvia
ofrezca la pauta a los que escuchan
no vuelvas la cabeza continúa 
no voltees a ver la destrucción
no alimentes de sal el pasto que se quema

Publicar un comentario