lunes, 12 de agosto de 2013

Epílogo de la Batalla

Odia la tarde
el conjuro de los miserables
en su desnudez va
un paso adelante
salta el cristal de barro
sin soportar la espina

Escupe la matriz del abismo
Apesta la cubierta encrucijada
lo evade todo el que camina
delata sonrisas en boca de los muertos 
Cien mil cantan loas al difunto Rey
de los Balcanes
otro tanto harán por ti



                    Epílogo de la batalla

Después de escuchar alzaron los ojos al cielo
temblorosos hasta el último círculo del infierno,
besan prestos la cruz de cobre colgadas al pecho 
proclaman la victoria en un grito desgarrante

El verde oxido de la Corona llora 
la decisión tomada


Publicar un comentario