miércoles, 7 de agosto de 2013


Persiste inmutable 
aquella imagen de lograr cosas lejanas
creer, a pesar de todo el testimonio
que los obreros pueden ir más allá 
de la frontera
Terco hijo de migrantes
sueña con espacios que nada delimitan
solo la luna traicionera
a lo lejos deslumbrantes 
ojos de perros que espían
recelosos guardianes
dispuestos a clavar sus dientes
en el hambre
en la sed 
en los pies cansados 
mientras zopilotes le picotean la piel
Publicar un comentario