viernes, 10 de junio de 2011

Al borde del camino

                                                                        




Me ves al borde del camino
sembrado en el tiempo que olvidó la senda
debatido entre vientos que no me reconocen
atacado por la paz de un silencio agresivo
la violácea mueca de la mirada
atado al desierto por la persistencia
siendo una idea que no halla destino
mordido por las ruedas
observado por miradas distraídas
de niñas enamoradas que buscan en los bordes
la respuesta abstracta a las preguntas del tiempo
curiosas de conocer su futuro
para el que se ha inventado los años y las lágrimas
justificante de la propia historia humana
caprichos de una sonrisa de agua fresca
que identifica los destinos
sobre el verde amarillento
de la propia vida compartida

Publicar un comentario