miércoles, 8 de septiembre de 2010

 El olvido se apodero de mi y me fue llevando despacito hacia un lugar desconocido repleto de silencio y cubierto de flores,  visión que no logro descifrar.
Publicar un comentario