sábado, 21 de agosto de 2010

Tiempo de confesiones

Entre hierbabuena y hielo pasa el tiempo

Cuanto labio te nombra esta noche
que se cuela entre rendijas el invierno

Rondas

Rompes a reír en medio de mis huesos
compañera de días con tu furia
                                              
Muerdes mi cuerpo a la deriva


Tertulia que armas en soledad
poseída a la sombra del almendro

Entre hierbabuena y hielo, el tiempo

Aterido al miedo 
penetrante en cuestión de amores
cosas dichas al viento
que devuelve entristecido



Publicar un comentario