miércoles, 16 de septiembre de 2009

Las horas agotadas.

En esta tarde sin ti las horas me miran y se burlan Las horas aguardan pacientes ataviadas de papeles que ofrecen a los hombres Las horas divididas envueltas en sus dilemas conocedoras de todas las historias sabias y creativas Dando él ultimo adiós a los que sufren recibiendo alegres a los que llegan de la misma manera entre llantos desconsuelo. Encrucijada de fortunas que disponen a su arbitrio adueñadas de la invención humana Creídas y vanidosas dominadoras de los destinos prisionero, agoto.
Publicar un comentario