lunes, 28 de septiembre de 2009

0007 olvido

Volverás a ser escalofrió del cuerpo la próxima mañana Quién frotará su aliento contra tus oscuridades viendo pasar la noche que se advierte en ausencia de sensaciones borde mismo de cuanto pueda ser nombrado Desde un tejado polvoriento la lejana sombra se escurre invisible El sentido de la tarde esparce su retorno deseado
Publicar un comentario