martes, 18 de agosto de 2015

Dónde voy a poner dos poemas que te he escrito
cuando siento que el tiempo falta
Puedo guardarlos en algún silencio compartido
para que entres si tienes un momento
o dejarlos al fondo de mi página 
Señalar con mil estratagemas una clave
que solo tú sabrás hallar una vez que desees 
He querido ponerlos impresos
en propagandas que pegan 
por fuera en los camiones
la marquesina del metro
a la orilla de la carretera
en vallas publicitarias que llenan la ciudad
No es que sean importantes
es más no son nada trascendental
no están escritos en alejandrinos
ni percibo que pueda ser punta de lanza 
de una nueva corriente
hablo de amor en forma natural
digo cosas de simple manera
Son parecidos a una rosa que
abre sus pétalos hoy y mañana seca
así es el amor lo he visto transformarse
abonar la tierra
mover lo imposible
alardear de todo
soportar el embate feroz de ciclones
dejarse ir por una duda
Por ello se hace grande el poema
y no deseo que pases por alto
que cada palabra guarda 
su dosis de misterio
claroscuro de momentos únicos
con virtudes y defectos
construido para decir tal vez lo que sabes
pero de forma diferente
como un recordatorio 
o una despedida



Publicar un comentario