lunes, 13 de octubre de 2014

Sin saberlo

El corazón entiende la diferencia entre matar y morir
aunque no siempre actúe de manera esperada
asombra verlo deambular razones que lo hacen predecible 
sin embargo nunca se sabe dónde radica su ruptura
que realidad gobierna esa locura que los cuerdos ignoran
pez de brillo inconfundible que pasea su virtud
por el pecho de afortunados defensores 
estalla sobre este de manera sorpresiva
Se agota antes de darse y desconoce
el magnifico poder que se le ha dado
Anda predispuesto e insensato de momento
adivino sin cartas a la mesa, encubre 
los malos tragos que se dan a veces
Niño de pronto que dejase a un lado
los juegos y embebido con la luna
se fuera de paseo en un conejo
Quién sabe descifrar algo tan bello
movido por la sangre que bombea
el músculo del pecho que no piensa

Publicar un comentario