domingo, 19 de octubre de 2014

Desconocida

                           
Ata al cuello
la pashmina de prisa
perfuma su encierro
de bosque

Sabe acariciar palomas
que conocen solo un parque
duerme entre las manos
la poesía deshecha

Al sol desnuda su atípico atuendo
muestra los tatuajes que usa su textura 
para componer al mundo
mientras  penetra a puerto
la extraña mezcla de mil razas

Fue también en mi almohada peregrina
que dejó llorando la mañana
al marchar tras la vida 
olvidó decir su nombre

2010
Publicar un comentario