domingo, 8 de enero de 2012

Desquiciante diferencia

Entre las filosofías desquiciantes  una se eleva sobre las otras: Qué es el existir como tal? En qué dimensión anda mi estado mental hoy. Existo porque los otros interaccionan conmigo y a su vez yo con ellos? Y si solo soy el reflejo de algo que ya no está, como la luz de una estrella lejana que nos ha dejado su esplendor y se ha esfumado. La materia no indica vida en un ser humano. Estamos evolucionando hacia nuevos procesos, si tener es sinónimo de existir, ya no sirve de nada. Será necesario eliminar para comprobar existencia. Matar al otro yo que se percibe , puede ser escapar hacia la eliminación del genero, en el afán meticuloso de dominio y disfrute. Al cabo un porcentaje de la raza es defectuoso y no es competitivo. Quién piensa que debo servir de parte al engranaje vivo de una inteligencia que posee el dinero suficiente para obnubilar conciencias y seguir construyendo el  mundo egoísta en el que la ambición humana nos entierra día tras día. Mejor entonces escapar por la puerta literaria de la poesía, a nadie le hace daño escabullirse, indagar que significado tiene la frase: por las paredes de la luz se escapa la intensión, un beso es la más antigua manifestación de miedo. El amor es una etapa decadente del ser. Amar es lo de siempre. El amor crea miedos colectivos. Cuando amas rehuyes el destino final desconocido, al poseer algo ya te aferras y evitas indagar sobre el más allá.
Tiene usted razón, dijo el doctor mirando a su colega, empezaremos por una dosis controlable de electrochoques , tal vez con ello podamos salvar el talento y eliminar la demencia.
Negarse a consumir trae serios trastornos al número. es necesario corregir a tiempo.
Estar " loco" es solo otro modo de existir. 
No toquen el cuerpo.
Publicar un comentario