sábado, 10 de diciembre de 2011

Nadie nos señala

Antes de fundir el techo de la casa que soñamos
llenarla de hijos y de muebles 
con óleos de amigos pintores 
tenemos que saber algo de memoria
de nosotros mismos que no sepa nadie
Sabrás que tengo una cicatriz  en el alma
por una vieja guerra que no se olvida 
he matado gente inocente y he llorado sin poder evitarlo 
Supongo que tu querrás decirme que amaste mucho
que entre tus piernas jugueteo la dicha
mordiste sueños que dejaron huella
en la magia de mil ansias te bañaste
Por qué elegí de ti lo que otros no pidieron
lo que piensas, sentimientos, algo más humano
Sin que el pasado contará me tomaste

yo asesino, tu, ya sabes
un par de extraños en la jungla citadina
perdonando todo lo que pueda perdonarse construyamos
nadie nos señala.

Publicar un comentario