jueves, 8 de diciembre de 2011

Incognita

No digas 
la tarde no puede ser cuestionada
no hay quién encierre
en su pecho
toda la neblina
ni se puede descifrar
lo que oculta
Con el nuevo día
volverán las preguntas
No dejes asomar la tristeza 
sin haber propuesto algo
Siempre amanece nublado
y el sol va dibujando los días
Todo puede ser cuestionado
en el espacio más pequeño la vida existe
A la orilla del camino alguien pasa
y lo mantiene vivo
teme a esos que la hierba crecida 
a ido borrando
Publicar un comentario