miércoles, 9 de febrero de 2011

Por qué escribir

Escribir es comunicarse.

El quehacer poético es “como el buen óleo sobre la cabeza”. Descubre mundos que transitan en imágenes, intenta y a veces logra, despertar la imaginación.

Busca hacer meditar, indaga en nuestro inconsciente, aviva los sentidos. Muestra y demuestra el poder de la inteligencia humana.

Da en ciclos de bonanza, belleza, cultura y esparcimiento. En épocas de crisis, compañía, refugio y fe.

Mantiene alerta al Espíritu.

Escribir motiva y transforma el entorno que nos ha tocado vivir, suaviza fibras, modera comportamientos. Hace de la cotidianeidad, tejido alucinante de esperanza.




Angel Collado Ruiz
Publicar un comentario