jueves, 10 de febrero de 2011

Oración de amor


Apiádate de mi Señor porque me duele

no dejes que me hiera su distancia

ni pongas más espinas en mi pecho

 
Apiádate de mi por lo que sabes

de dolor y amores en tu Gloria

admito que soy débil por quererla


Apiádate del mundo de zozobra

que inflama la oración de tal suplicio

amarla ha sido mi sagrado vicio

con la vida descarnada la he tenido

esta herida que no deja
de sangrar la llevo al centro

como fuego en el costado penitente


Apiádate de mi tú que me amas



Publicar un comentario