lunes, 10 de enero de 2011

Sueño de alces en noches sin luna

La tarde se volvió esfera que se ha tragado el mar
se aquieta la arena negra
miro la huella del alce 
su corazón es una estela de ardores 
al que le crecen alas sin poder volar 
Publicar un comentario