jueves, 13 de enero de 2011

Confesión




Ante la depositaria confesión de trago amargo
 la noche no basta  para cobijar la pena
 las palabras que se beben en amargo caliz
secan las alas que no pueden volar 
Publicar un comentario