martes, 15 de septiembre de 2015

Con ese cariño de antaño 
anida el ave cualquier tejado
aunque siempre busca el propio 
A veces es inútil contener el llanto
no van los pies donde uno quiere
solo el pensamiento
No se puede abrazar recuerdos
vivir el día a día llenarlo de cansancio
En sueños parece la noche sobre el mar 
interminable



Publicar un comentario