jueves, 9 de julio de 2015

El hijo del pueblo

No me siento traicionado cuando el hijo del tirano
se pasea por la playa de un lugar al que no pueden ir
obreros y campesinos
No es a mí al que se afrenta con tamaño desparpajo
aunque no tienen derecho los hijos de los tiranos 
a gastar el dinero habido de dudosa manera
no es a mí a quien ofende tal cosa
Sospechaba que iban a algún lado
Al menos se sabe playas del mar seco, rojo o negro
un campo de golf para hijos de... pueblo
Lugares perdidos entre árboles sembrados 
por hombres condenados a cadena perpetua 
a llevar su existencia como larga ignominia
víctimas de la lucha de clases
Acostumbrados a películas del oeste
tragos de whisky & soda 
Clase medieros engreídos con padres dueños
de fabricas decomisadas por el Estado
Ellos sembrarían el bosque para ocultar de la vista 
las horas de ocio de mejores compañeros
aquellos que sacrifican sus horas diseñando frases estremecedoras:
"El presente es de lucha el futuro es nuestro"
Todo fue un juego 
del quítate tú para ponerme yo
por ello sigue el campesino a la espera 
junto al obrero callado
las horas que traigan pronto el anhelado deseo
de al menos poder decir me engañaron







Publicar un comentario