domingo, 26 de julio de 2015

Bebo

Bebo de la estirpe que me dio el arroyo 
cuando siendo niño me escapaba al río
el sentir los peces mordisquear mis dedos
mientras la corriente de agradable clima
disfrutaba entonces tanto como ahora
Ahora porque viejo busco el suave roce
de la arena y saltan peces diferentes
Ahora que paciente, no reclamo acariciar
entre mis manos las plantas marinas
que cubeta en mano, llevé hasta mi casa
para adornar con realismo la pecera 
Bebo de la vida sorbo a sorbo lo que ofrece
siendo a una pez y marea que se unen
para salvar un poco la distancia
en tanto pasan estos días y llega el goce
de pequeños dedos pasear en el arroyo

Publicar un comentario