martes, 30 de diciembre de 2014

Sorpresa


Escucho caer la noche
y los destinos intentan acercarse
son una madeja indescifrable
que acaba por acomodar la vida 
Cae la noche sin la lluvia esperada
sin los grillos de otras noches 
caen estrellas sobre el cielo de mi cuarto
y en tu cuerpo que espera mi boca
desandan los caminos que suelo besar 
Publicar un comentario