lunes, 3 de noviembre de 2014

Sin ser oída

Fantasma que llegas 
eco de tambor  
te escondes en lo tibio
donde viajas sin ser oída
asomas sin presumir
sombra que descabalga
haciéndose casi un hilo
lágrima que estiras,
parte del llanto mismo
que no logro superar

Publicar un comentario