sábado, 15 de noviembre de 2014

Jaibol

Todo se vino en cascada y risas
infinito sabor de cicatrices 
mordida tu piel veneno 
estrecha franja 
horizonte de pestañas
amante desafío 
Entre copas vacías
atrapado en una servilleta,
el poema se ahoga en un jaibol


Publicar un comentario