domingo, 11 de enero de 2015

El primogénito del año


 Antes que la flor crezca
 invade con su aroma
 allí donde el recuerdo habita
 Tengo las manos llenas de ti
 nace de ellas la esperanza
 Te regalo palabras que alguien
 despreció
 Las reciclo hasta dar otro entorno
 que las deje seguir creciendo
 Amar es el lugar común más dicho
 y menos entendido
 Requerimos buscar dentro

 donde hay un manantial
 que rompe y desborda la piedra

 He tenido la suerte del primero
 cuando he sabido llegar
 Hay sentimientos encontrados
 al fondo de la tierra
 y es como la piel que no sabe
 la hora en que se envejece
 Dichosa la mente que da sentido al verbo

un gesto descubre la intensión guardada
Alguien siembra para bien o mal de si mismo
lo puesto en ti riega mis tardes
El mundo sereno del tiempo acaba
por aceptar que todo está sujeto a un fin
Publicar un comentario